viernes, 22 de junio de 2012

Análisis de canciones I - Dios de Adolescencia

 Lo primero que hice cuando compré el disco "Durazno Sangrando", de Invisible; en el viejo Musimundo Express de Av. de Mayo y Florida (hoy un Corefin); fue copiar las canciones a mi biblioteca iTunes. Como no me descargo música, no conocía las composiciones salvo el clasicazo que le da nombre al album. Hubo algo que me llamó la atención bastante que fueron, para empezar, los títulos: "Encadenado al ánima" (chan), "Durazno Sangrando" (principalmente por la imagen mental), "Pleamar de Águilas" (¿¿?? ¿Alguien sabe lo que es un 'pleamar'?), "En una lejana playa del Ánimus" (waw).Y si hubo algo que me sorprendió más aun fue la larga duración de los temas. Si saco la pista nominal, ninguno baja de los 4 minutos y medio, excepto uno, el que aún no mencioné. De ese me vengo a ocupar.
       El album es instrumentalmente complejo, hermeticamente cerrado en cuanto a lírica, marca un punto cúlmine en la prolífica carrera de Spinetta, pero considero que el tema "Dios de Adolescencia" merece un párrafo aparte.
       La canción es un absoluto temazo, no solo por su música, sino principalmente, a mi parecer, por la letra. Aun no estoy seguro de cual es la linea total o la temática que cruza el disco entero, pero esta obra tiene autonomía, sentido por sí sola. Cuenta la historia de lo que hace, siente un niña adolescente en busca de sus ideales, su libertad y todo lo que quiere conseguir; y lo que le termina enseñando el yo lírico (aquel que canta; Spinetta; tomen a quien quieran) al final. Por eso me voy a encargar de analizarla verso por verso, parte por parte. El que quiera leer, que lea.

Ella solo intenta ser feliz
Tropezando está

Arranca diciendo que lo que todos adolescentes hacemos todo el tiempo: tratar de ser felices, buscar respuestas a las preguntas, darle sentido a nuestra vida. Sin embargo, ella 'trpezando está', no lo consigue.

Nadan hoy sus ojos entre el rímel
Su mentira ya se hundió en la hiedra

A la situación de torpeza e impotencia inicial, sumamos que esta chica miente o ha mentido y por eso llora, tal vez de arrepentimiento o de culpa (por eso 'nadan hoy sus ojos', en lágrimas). Sin embargo esa mentira, que bien podría haber sido a sus amigos, a sus padres o incluso a ella misma; ya parecería haber acabado, que ya aprendió. Entonces, la muchacha no solo tropieza, sino que venía haciendolo previamente. En sus intentos no se detiene.

¿Ves? en su abismo
Con sus enaguas quiere escapar de la cuna
Tan apurada está
que atropella al viento en la avenida

Aquí hay algo curioso, porque el yo lírico se anima a hablarnos, a mostrarnos a quien está describiendo. Nos relata que aquella chica que ve se quiere escapar, salir, despegarse de su niñez e inocencia, encontrar la verdad, que quiere ir más allá (las intenciones son claras), crecer, madurar y formar su propio camino sin perder tiempo - a ninguno de nosotros nos gusta perder tiempo -; a tal punto y con semejante 'brutalidad' si se quiere que casi le gana a la Naturaleza 'atropellando al viento en la avenida'.

Hoy su inútil pétalo secó por su soledad
Y con las campanas se divierte
pensando que son de aquí
De la muerte

Sin embargo, vuelve a caer en desventaja. Eso que ella intenta que de frutos, aquello bello que intenta sacar, se seca por su soledad. Una soledad conseguida tal vez por su soberbia, su avaricia, su orgullo por querer llegar a donde quiere como ella quiere -volvemos a que está tropezando- sin querer compañía de nadie (recordemos que 'la soledad es un amigo que no está'). Para colmo de males, la chica se distrae con cositas, con boludeces, 'campanas' que la dispersan y la alejan del objetivo -como todos, cada vez que queremos boludear- que en realidad no llevan a nada...      más que a la muerte.

¡Ah! Si pudiera
si ella quisiera abrirse del ser y la nada
tal vez podría ver
que su Dios está en la adolescencia

Pero aquí arranca la verdad, porque ya es el yo lírico el que empieza a hablar y a tirar la posta. Y afirma que si ella realmente quisiera ver lo que busca, alejándose de la perfección, librándose de todo prejuicio, aceptando los errores; evitando todo lo que pide ese 'ser', en un espacio de paz pero con certeza, sin acercarse a la 'nada', 'tal vez podría ver que su Dios está en la Adolescencia'. O sea, lo que busca o aquello que debería 'alabar' o seguir está en la Adolescencia, donde se encuentra ella. La pregunta es: ¿quién es ese Dios? ¿Es el Dios que todos suponemos? ¿Es de cada uno? Al final nos lo aclarará.

Correrás la fin con frenesí por tu libertad
pero ni bien una lágrima caiga
mil estrellas juzgarán que es en vano

Aca el yo lírico le vuelve a hablar a la protagonista, o incluso al oyente si no se sintió identificado ya, diciéndole algo que ya sabe , que correrá por su libertad; pero le advierte que al primer error o nuevo tropiezo, mil estrellas la juzgarán, entendiendo 'estrellas' como seres 'superiores', como padres o maestros, que intentan a toda costa detener nuestros intentos por nuestra independencia, ideas, alegando que somos ignorantes o rebeldes sin causa. Por eso juzgarán que es en vano.

Ya que Dios es un mundo
en el que amar es la eternidad que uno busca
Y no lo pienses más
que tu mueca está tan despintada

Y ahora se viene lo fundamental, porque Spinetta define exactamente quién es el Dios que uno tiene que seguir. Y es nada más ni nada menos que el amor, aquella cosa eterna que uno busca. Y si pensamos que anteriormente queríamos ver o encontrar ese lugar de paz donde todo era más claro, y efectivamente es la adolescencia, aquel Dios que allí se encuentra y hay que seguir es nada menos que el amor para solucionar todo aquello que querramos. O sea, es una manera de decir 'All you need is Love' totalmente distinta e innovadora. Encima ni bien termina la frase la música se corta.
        Yo me caí de culo cuando me di cuenta de esto. No sé, me parece sencillamente brillante. El hecho de describir con palabras tan exactas, tan justas, sin una palabra de más que me parece simplemente genial. Encima, explica de una manera tan, pero tan cierto lo que es ser adolescente que me emociona.Bueno, sin dudas una de las mejores letras del Flaco, cerrando un disco im-pe-ca-ble.
         De todas formas, espero que les guste la canción y la aprecien tanto o más que yo. ¡Y por supuesto que me gustaría escuchar opiniones ajenas! Todo es bienvenido. ¡Que sea Rock!

10 comentarios:

  1. No conozco la obra del flaco,pero ese tema me inquietaba, mis idea iban por otro lado. Creo le prestare mas atencion y luego te comento mi parcer. Muy bueno lo suyo!!

    ResponderEliminar
  2. me dedicaron este tema y sentía que no cazaba por completo el significado, pero lo describiste muy claramente en tu análisis, es lo que percibía pero no podía verlo ordenado. gracias!

    ResponderEliminar
  3. Hola, bueno mira tengo 17 años, y es mi tema favorito del flaco, te juro que lo ame, es demasiado genial.. no se ademas de la letra la melodía.. es un viaje este tema, Exelente descripción, ademas es una letra que me toca fibras importantes.. Sin palabras, el flaco lo era todo!... "en el que amar es la eternidad que uno busca" Me enacnto el blog, un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. La verdad me parece un excelente análisis. La última estrofa siempre me voló la peluca y la interpreté como vos bien explicás acá. Y del disco que decir? Es hermoso, tiene una sustancia increible, altísimo vuelo. Saludos

    ResponderEliminar
  5. gracias x el analisis, buen disco, al - mi me cabe invisible por su magia e imágenes tan flasheras, recién lo escuche, me dije lo subo a facebuk(?).
    La frase citada sencillamente genial..."pues dios es un mundo en el que amar es la eternidad que uno busca" etc

    ResponderEliminar
  6. tenes la habilidad de dibujar ideas con tus palabras. gracias.

    ResponderEliminar
  7. Me gusta la interpretación que le diste y de hecho comparto mucho de lo citado (algunas cosillas no, pero quedará a la interpretacion personal :))

    Un detalle que quizas pueda ser interesante: considerando que el Flaco leia mucho, siempre he pensado que la estrofa

    "¡Ah! Si pudiera
    si ella quisiera abrirse del ser y la nada
    tal vez podría ver
    que su Dios está en la adolescencia"

    se refiere a El Ser y La Nada, la obra cumbre de Sartre. Uno de los aspectos que trata esta obra es basicamente relacionada al Yo y al Otro, definiendo al Otro como un ente alienante, que impide que el Yo (la fuerza que nos rige) lleve a cabo su voluntad por completo, pero que a la vez es la unica forma de desarrollarnos completamente porque es el unico capaz de reflejarnos y ayudarnos en ello.
    Para no hacerlo aburrido, lo que creo que el Flaco quiso decir dentro del contexto de la canción es que en el momento que ella deje atras esa disputa eterna entre el Yo y los Otros, esa relacion ambivalente (que todos de alguna forma llevamos dentro) va a ser el momento que se de cuenta que ese Dios (y ahi nuestras interpretaciones colindan: no necesariamente es un Dios religioso, puede ser parte de si misma, por ejemplo) está en la adolescencia, vale decir, que al igual que ella tropieza, se desvia, desvaria, etc, antes de encontrar el camino, el cual revela su 'identidad' en la ultima estrofa como bien dices.
    Espero no haya sido muy aburrido de leer porque en verdad me gustó tu interpretación y queria compartir ese pedacito de la mia.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. La interpretacíon es barbara. Lo único que puedo aportar desde mi punto de vista que también se refiere a que la Adolescencia es aquel Dios eterno que todos tuvimos y que sigue presente en nuestra memoria, y la mayoría de los adolescentes quieren pasar esa etapa muy rapido, ser adultos, cuando por ahí hay que ser Feliz y disfrutar de esa única e infalible etapa de la vida que es la Adolescencia. El ser y la nada- Sartre me lo voy a poenr a leer, muchas gracias por la data. Ya estuve leyendo libro que inspiraron al Flaco como el de Carlos Castaneda. Saludos

    ResponderEliminar

Expresate como quieras, aca cualquier opinion es bienvenida