lunes, 8 de marzo de 2010

Marilyn, la Cenicienta y las Mujeres

Este post va en conmemoración al importante día de hoy, el Día Internacional de la Mujer. Pero lo primero a hacer es salir a aclarar los tantos. O sea, el porque de la celebración del Día Internacional de la Mujer. Se hace en conmemoración a las cercanas 140 mujeres muertas en un incendio realizado a propósito en una fabrica cuando estas, encerradas, reclamaban mejoras salariales y condiciones laborales mas dignas. Como siempre, los capitalistas explotadores no solo no les importaba dárselos, sino que ademas, tampoco les importo matarlas. La situación cobro importancia nacional (no es para menos) y a partir de ahí se proclamo el 8 de Marzo como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, pero hoy lo conocemos sin la ultima palabra.

Porque esta aclaración? Porque gracias a Wiki, vi que había varias versiones del mito (para despeje de dudas: http://es.wikipedia.org/wiki/Dia_de_la_mujer), pero la versión oficial es la indicada en este post. Sin embargo, todas las versiones remiten a lo mismo: la mujer maltratada, reclamando, sin voz ni voto, reducida, disminuida, discriminada, dejada de lado. Esa es una lección a aprender. O a lo mejor algo para preguntarse: Porque la mujer históricamente ha sido considerada menos? Seguramente por la leyenda de Adán y Eva. Pero si se quiere llegar a construir una humanidad completa y en paz, no se puede señalar como menos a más del 50% del genero mundial.

Aun así, me gustaría señalar que a veces, la mujer ha sido tomada tanto para el bien como para el mal. Basta con releer el titulo de este post para darse cuenta que en general, en la mayoría de las historias del género fantástico o realista, el hombre tenido que seducir a la mujer; o la mujer pobre termina casándose con el hombre rico; o la mujer directamente es una princesa. Típico. O, de otra manera, como la conspiradora, bruja o malvada. Es muy variado.
Pero, realmente, han habido mujeres que han contribuido de gran manera a la humanidad, no importa pensamiento o religión, etc. y no importa en que ámbito. La Madre Teresa de Calcuta, Ana Frank, o Alfonsina Storni. No importa. La cuestión es no despreciar a la mujer, porque cada una puede llevar una importancia interior muy grande, y no es para desaprovechar en la construcción de una comunidad mejor. No lo hagamos.
No nos conviene, no es lo que debemos hacer.


Aclaración: Soy bastante machista, pero lo de arriba es lo que vale. De verdad, y de corazón.

5 comentarios:

  1. Me apena que mucha gente no sepa de lo que sucedió el 8 de marzo de 1908 si es que no me equivoco. Como también la mente primitiva de aquellos hombres que se sienten superiores. No es que sea feminista. Pero un poco de respeto mutuo. Igualdad.

    Mariana Moré

    ResponderEliminar
  2. Bueno! Entendé a mis personajes, que le salió "el chabón" de adentro. jajaja Y uno es un poco sus personajes, ¿no? Creo que hoy en día son muy pocos los dinosaurios que dudan de la igualdad de la mujer en el mundo, pero lo peor es que son los que están "arriba", Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Lamentablemente todavía falta mucho para lograr la igualdad, quedan ámbitos muy machistas, pero todo paso que se ha dado es valioso. Muy buena tu reflexión. Un abrazo

    ResponderEliminar

Expresate como quieras, aca cualquier opinion es bienvenida